El cava by The New York Times

El cava, como Chardonnay de California, ha sufrido de una mala reputación. No sin razón. Millones de botellas de cava, el vino espumoso catalán se venden cada año, y gran parte de ellas a bajo coste.

Sin embargo, un grupo de productores de cava, trabajando concienzudamente en los viñedos y diligentemente en la bodega, ha demostrado que pueden estar entre los más distintivos de todos los vinos espumosos.

El cava se hace en gran parte con Xarel·lo, Macabeo y Parellada. Otras uvas permitidas en el cava, son, el Chardonnay y Pinot Noir, pero los mejores cavas no buscan emular el Champagne. Más bien, buscan distinguirse de el.
Aun así, el cava es uno de los pocos vinos espumosos que por ley deben hacerse utilizando el mismo método de elaboración que el Champagne. Eso significa que la segunda fermentación se realiza en la propia botella, lo que crea la chispa. Obviamente, este método es eficaz en un nivel de producción en masa de los millones de botellas de Champagne, así como el cava producido cada año. Sin embargo, cuando se hace con cuidado, ofrece un potencial mucho mayor que otros métodos de producción de vinos espumosos.

Recomiendo tres botellas:
Raventós i Blanc de Nit 2012
Gramona Gran Cuvée 2009
Recaredo Brut Nature Gran Reserva 2008

Estos vinos no son difíciles de encontrar. Pero si no los encuentras, hay otros cavas similares de otros buenos productores, Mestres, Bohigas, Castellroig y algunos otros.
El cava es maravilloso, con jamón ibérico y platos a menudo asociados a tapas, como camarones en salsa de ajo, sardinas asadas, mariscos o platos fritos. Es particularmente bueno con pan con tomate, un plato omnipresente en Cataluña en el cual se unta el pan con la mitad de un tomate, rociado con aceite de oliva y espolvoreado con sal.

Autor: Eric Asimov
Artículo original y foto: The New York Times

wine | CLUB DEL CAVA

CLUB DEL CAVA utiliza COOKIES para ofrecerte una mejor experiencia de navegación. Si continúas en esta web, consideramos que aceptas su uso y confirmas que tienes LA MAYORÍA DE EDAD LEGAL